Arepas para 100

Bien es sabido que yo no sé hacer las cosas de poco en poco. De esa forma, cuando me pongo a hacer arepas, hago todas las que puedo. Suelo aprovechar y utilizar el paquete de harina entero. Después las hago a la plancha o al horno, en función de si he conseguido hacer mejor o peor la textura y las congelamos hechas para meter directamente a la tostadora por la mañana.

Aclarar que yo jamás he visto una arepa de verdad. Me he ido guiando por lo que me contó la cuentera Carolina Rueda y mi pareja que vivió años en Colombia.

Receta de arepas freestyle

Ingredientes:

  • 1kg de harina precocida de maíz. P.A.N. queda muy bien.
  • Agua (mitad temperatura ambiente, mitad calentita). Yo he comprobado que de entrada tengo que echar casi 1,5l.
  • Sal

Ingredientes adicionales:

  • Queso rallado. Queso de bola o edam, va fenomenal. Se agrega a la harina y el agua antes de empezar a mezclar.
  • Proteína en polvo – se integra sorprendentemente bien con la masa de la arepa. Es importante eliminar los grumos.

Instrucciones

  • Se amasa todo. Puede hacerse a mano pero yo personalmente lo hago en amasadora últimamente. Se tiene que ir ajustando la cantidad de agua. La masa tiene que permitir hacer pelotitas con ella pero se tiene que quedar algo pegada a la mano, o si no será demasiado seca.
  • Se hacen bolitas y se aplanan. Técnica del aplanado:
    • se hace una bolita, se aplana con la palma de las manos.
    • se hace la bolita, se posa en la plancha, se aplana contra la plancha o la bandeja del horno.
    • Si la bolita se agrieta al aplanarla, es que la masa está seca.
    • Para que la bolita no se pegue, yo me impregno antes las manos con aceite de oliva.
  • Cocción: si me queda una masa difícil de manipular (demasiado agua) las hago en la plancha para poder echar la masa ahí directamente y darle forma. Si la masa es fácil de manipular y no hace muchísimo calor, voy haciéndola en el horno. Cada método tiene sus ventajas y sus inconvenientes.
  • Cuando están todas las arepas hechas, se dejan enfriar, a ser posible encima de una rejilla (ya que siguen soltando algo de vapor de agua). Una vez frías, se pueden meter en un tuper y congelar. Si se han enfriado y secado bien no hace falta ponerles separación, y se podrán sacar del congelador una a una según demanda.

Deja una respuesta