Croquetas fáciles

Me gusta mucho cocinar, pero también tengo una pequeña obsesión por optimizar los procesos. Es decir, si descubro la forma de conseguir que hacer 200 croquetas me suponga casi el mismo esfuerzo que hacer 20, buscaré la forma de hacer 200.

Cuando combinamos esta obsesión con la producción de croquetas, llegamos a esta conclusión: coger la batidora no hace tus croquetas menos croquetas.

Como no consumo leche, cuando hago croquetas me gusta gastar exactamente 1l de leche para no tener que guardarla y que se ponga mala. La proporción para hacer croquetas con leche, harina y lo que le eches será como de 180gr de harina por cada litro de leche.

Instrucciones para hacer croquetas fáciles y rápidas

1. Hacemos la mezcla base para cualquier croqueta: leche + harina

Echar todos estos ingredientes en una jarra grande. Tiene que ser grande porque le vamos a meter batidora y no queremos que se desparrame. También se puede mezclar todo en un vaso batidora.

Por qué batir todo esto ahora? para no tener grumos never ever jamás de los jamases.

Ingredientes a batir

  • 1l de leche
  • 170 – 200gr harina.
    La cantidad de harina variará en función de lo húmedos que sean el resto de los ingredientes de la croqueta.
  • nuez moscada
  • pimienta

También podemos agregar los siguientes ingredientes. Yo no los añado a la jarra inicial, porque los echo a la cebolla mientras la pocho.

  • 2-3 cucharaditas de sal
  • aceite/o mantequilla – yo no le añado en este paso.

2. Hacemos la mezcla específica para nuestra croqueta

Preparar todo lo que es relleno de croqueta que no sea la bechamel. Cebollita pochada, jamón, pollo… lo que sea.

Este paso puede estar ya hecho o puede ser lo primero que nos pongamos a hacer (es lo recomendable) porque juntar leche y harina y batir es facilote y lo podemos ir haciendo mientras pochamos cebolla o lo que queramos hacer.

Mezclas

Las que suelo hacer yo y siempre me quedan bien

  • cebolla + jamón
  • atún + huevo (+cebolla)
  • cebolla + acelgas / espinacas. Esta queda especialmente bien si agregamos puré de patata en polvo.
  • Queso (+cebolla)

Tips para gente vaga (como yo)

Como no se me caen los anillos por meter batidora, la cebolla ya ni la pico para pocharla. La corto lo justo y necesario en trozos gordotes porque sé que cuando lo junte todo voy a meter batidora.

3. Juntamos todo

Lo dicho: yo en este paso vuelvo a meter batidora.

Si lo tienes todo picadito a tu gusto no hace falta batir. Hemos mezclado ya bien la leche y la harina, y así nos aseguramos de que luego no habrá grumos.

4. Al fuego

Poner la mezcla total en una olla al fuego. Remover hasta que espese.

5. Nevera

Guardar en un tuper y dejar enfriar un día entero en la nevera.

Puede que te parezca que esa masa no se va a poder manipular. Créeme, si has seguido estas proporciones, tras un día en la nevera podrás manipular la masa y hacer croquetas perfectamente.

6. Hacer las croquetas

Hacer croquetas es un dolor. Es como una ginacana culinaria. Ahora viene la parte divertida:

  • coger la masa y darle forma de croqueta. En internet dicen que el truco de la abuela es usar dos cucharas para esto.
  • Se reboza, en este orden, en:
    • harina
    • huevo – si te quedas sin, se puede mezclar con o sustituir por leche, dicen. Yo lo hice una vez y se me rompieron todas.
    • pan rallado
  • Ahora se pueden cocinar, guardar congeladas o ofrecer a los dioses en un ritual pagano. Si las cocinas, recuerda que lo ideal es hacerlas en abundante aceite, bien caliente.

Deja una respuesta